top of page

255. Ardan Nuestros Corazones

¡Ardan nuestros corazones adorando al Salvador! Y en amor ferviente unidos, ¡Busquen paz en el Señor! De su cuerpo somos miembros, de su luz reflejo fiel: entre hermanos es Maestro, suyos somos, nuestro es El.
II
¡Renovad el Santo pacto, y acercaos al Señor, prometed a quien os salva Fe, lealtad y puro amor! Y si un día vacilara vuestra parte en esa unión, a Jesús clamad, Oh fieles, por firmeza y por fervor.
III
Oh, amor, tú has ordenado que arda nuestro corazón; vivifica nuestras almas, líbralas de confusión. ¡Prende tú la llama viva del amor que así unirá a los hijos que ha engendrado nuestro Padre Celestial!
IV
La unidad de Dios y el Hijo sea nuestra unión aquí; nadie pueda separado de esta comunión vivir. Y seamos en la tierra, de Jesús el resplandor, los testigos ante el mundo del eterno Salvador. Amén.

somos una iglesia familiar

LOGO MANANTIAL CIRCULO3.png
bottom of page