top of page

305. En Ti, Jesús, Dulce es Pensar

En ti, Jesús, dulce es pensar; a mi alma trae solaz. En ti cuán dulce es descansar, y contemplar tu faz.
II
Jesús, no puede el ser mortal más dulce nombre hallar. No puede el ángel otro igual al tuyo pronunciar.
III
Dulce esperanza, compasión, y gozo pleno das, al penitente corazón que a ti buscando va.
IV
Sólo El que te hallan entenderá lo grande de tu amor; pues lengua no hay que explicará lo que eres, Oh Señor.

somos una iglesia familiar

LOGO MANANTIAL CIRCULO3.png
bottom of page