top of page

329. El Rey de Amor es Mí Pastor

El Rey de amor es mi Pastor, su amor es verdadero; su amparo no me faltará, pues yo soy su cordero.
II
Me lleva al fresco manantial, y a buenos pastos guía; no temeré yo ningún mal, si mi Pastor me cuida.
III
Perverso y necio me aparté por valles peligrosos; me halló, me trajo a su redil en hombros poderosos.
IV
En valle oscuro no tendré temor si Dios me guía; su vara y su cayado son cual luz al alma mía.
V
Ha puesto mesa para mí, ungióme con aceite, mi copa rebosando está; su amor es mi deleite.
VI
Misericordia, Gracia y paz tú das al alma mía, y en tus mansiones moraré, Señor, por largos días.

somos una iglesia familiar

LOGO MANANTIAL CIRCULO3.png
bottom of page