top of page

506. Hasta Ese Día

Puedo cantar, ¡sí!, cuando yo recuerdo que el dolor muy pronto ha de pasar; en el camino que va siempre arriba: ni puede ser el mundo mi hogar.
CORO
Mas siempre aquí yo seguiré cantando, siempre así con gozo mi alma irá, hasta ese día en que veré la gloria cuando el Señor me lleve allá.
II
Lo terrenal habrá de disiparse al recordar que nada nuestro es; y lo que aquí nos da dolor, tristeza: no volveremos a sufrir después.
III
El mundo vil con su trabajo y lucha puede traer miseria y pesar; el hombre es como el halcón que, libre, ya listo está, y así podrá volar.

somos una iglesia familiar

LOGO MANANTIAL CIRCULO3.png
bottom of page