top of page

89. Cuando oigo la Historia de Jesús

Cuando oigo la historia del querido Jesús que bendice a los niños con Amor, yo también quisiera estar, y con ellos descansar en los brazos del tierno Salvador.
II
Ver quisiera sus manos sobre mí reposar; cariñosos abrazos de El sentir; sus miradas disfrutar, las palabras escuchar: “Alos niños dejad a mi venir.”
III
Yo ansío aquel tiempo venturo no sin fin, es más grato, el más bello y el mejor, cuando, de cualquier nación, niños mil, sin distinción, en los brazos se encuentren del Señor.

somos una iglesia familiar

LOGO MANANTIAL CIRCULO3.png
bottom of page