top of page
FE MODERNA VS FE ANTÍGUA

FE MODERNA VS FE ANTÍGUA

• ¿Cómo es que secó enseguida la higuera? Mateo 21:20
• Se preguntaban los discípulos maravillados...
• Jesús interpreta la duda como falta de fe por parte de ellos.
• Pero el hecho era un hecho, la higuera se secó enseguida.
• Sin embargo, viendo el poder y la autoridad DUDARON.

Lo anterior nos lleva a pensar que la fe, no solo es por ver las maravillas de Dios.

Pues al igual que los discípulos, el pueblo de Israel en tiempos de Moisés, Josué, los jueces y los profetas, también fueron testigos de grandes maravillas. Pero vemos que esto tampoco los llevó a tener una fe profunda y arraigada en su corazón.
Entonces ¿cómo debemos tener fe? Si viendo no creemos y ahora solo oyendo quizás es más difícil, y que decir de los que solo conocen las maravillas cuando leen.

Dice el Señor: "si tuviereis fe, y no dudareis"

¿Cuánta fe debo tener?

Ya Jesús había respondido a sus discípulos al respecto en Mateo 17:20
SI tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible.
En efecto los discípulos habían sido primeramente obedientes, lo cual nos lleva a pensar que en efecto creían en Jesús, quizás como nosotros también creemos y procuramos seguirle. Pero las dudas venían cuando se enfrentaban a maravillas y cosas que eran sobrenaturales, o ilógicas, o imposibles a sus ojos y entender.
No es tan diferente para nosotros, que también seguimos, escuchamos y aprendemos del Señor, incluso vemos sus maravillas en nuestras vidas, pero al momento de pensar en algo sobrenatural, es allí que nos damos cuenta si hay un grano de fe en nosotros.

Al parecer Jesús no juzga a sus discípulos por dudar, y tampoco a nosotros nadie nos juzga, pero si deja ver el Señor de cuanto nos perdemos por falta de fe.

Nuestro crecimiento nos lo da Dios, de acuerdo a medida, de acuerdo a nuestra cercanía y muy de acuerdo a nuestra disposición.

Por lo tanto, podemos creer que, dentro de nosotros, para seguir el evangelio, para congregarnos, para leer la palabra e incluso para estar en un grupo especial voluntariamente desarrollando un propósito para la obra de Dios, se requiere que tengamos dentro de nosotros alguna pequeña medida de fe, que viene de nuestra disposición y obediencia, pero quiere el Señor una porción un tanto mayor que nos permita no solo ver sus maravillas, sino aceptarlas. Porque entonces el podrá darnos el crecimiento de nuestra fe por medio de su Espíritu, pero nosotros debemos tener la semilla.
Es la semilla de fe dentro de mí, la que me permitirá creer sin dudar, es la semilla que Dios quiere regar con su Espíritu. Es la semilla que me lleva a creer que Él es Todopoderoso.

Por la fe creo que Dios, Jesús mismo, es TODOPODEROSO. Si yo creo que Dios es TODOPODEROSO, no me va a costar creer más nada.

No me va a costar creer que Dios es:

• -El que creó los cielos y la tierra
• -El que así mismo trajo el diluvio
• -El que llamó a Abraham
• -El que hizo aparecer un cordero para ser sacrificado en vez Isaac.
• -El que estuvo con José en medio de dificultades y lo llevó a gobernar para asegurar a su pueblo
• -El que sacó a Israel de Egipto con mano poderosa y grandes maravillas.
• -El que pone nube de día y columna de fuego de noche sobre su pueblo.
• -El que abre el mar en dos y lo deja como desierto.
• -El que saca agua de la roca
• -El que hace llover carne
• -El que abrió la boca de la burra de Balaam
• -El que detuvo el sol y la luna para Josué.
• -El que mandó cuervos para alimentar a Elías
• -El mismo que se llevó a Elías en carros de fuego en medio de un torbellino.
• -El que puso su Espíritu en Eliseo e hizo flotar un hacha de hierro en el agua.
• -El mismo que Hizo revivir al hijo de la sunamita.
• -El que llenó las vasijas de aceite
• -El que se hizo hombre y nos mostró grandes maravillas
• -El que se transfiguró y trajo a Elías y a Moisés en persona delante de los discípulos.
• -El que murió y bajó al hades.
• -El que al tercer día de muerto resucitó
• -El que se presentó a sus discípulos en persona una vez resucitado.
• -El que ascendió al cielo en persona.

El que me promete que, si yo creo esto sin reparos, puede transformar mi vida en abundante y más aún en eterna.

Porque nuestra fe no puede ser moderna, la cual está basada en la lógica, sino antigua, la cual está basada en la omnipotencia de nuestro Señor.

Hoy podemos decir: Auméntanos la fe.
Lo cual será hecho si tenemos la semilla dentro de nosotros.

Dios nos bendiga.

somos una iglesia familiar

Logo Iglesia Bautista Manantial de Vida
bottom of page