top of page
VIVIFÍCANOS

VIVIFÍCANOS

Salmo 119
"Mucha paz tienen los que aman tu ley,
Y no hay para ellos tropiezo." V165

Los fariseos según ellos guardaban la ley, más para ellos mismos Jesús les fué tropiezo. Y aunque andaban como vivos y discutían como vivos, por dentro realmente estaban como sepulcros, llenos de inmundicia, llenos de muerte. Sin embargo, los fariseos no son cosa del pasado, sino representación de nosotros mismos cuando estamos sin Cristo y creyendo que no lo necesitamos, o peor aun viviendo cerca de Cristo, pero no amando a Cristo, convencidos de que todo está bien así y nada hay que cambiar, porque hacemos lo que nos toca, hasta donde entendimos que nos toca, pero sin DELICIA por lo que hacemos, sin REGOCIJO por lo que aprendemos, sin AMOR por la búsqueda constante y al final sin GOZO por una salvación tan grande.
Razón tiene el salmista, no es lo mismo guardar o querer obedecer algo, que amar ese algo, no es lo mismo someterse por obligación que someterse por amor. Jesús mismo compara a su iglesia (nosotros) con su esposa, la cual no puede estar con él por obligación, sino por amor. De allí que la iglesia no tropieza en Jesús, sino que se levanta, se levanta del pecado, se levanta de la esclavitud, se levanta a una vida abundante, y se levanta de la muerte misma, lo cual nos hace amarle más cada día. No tropieza la iglesia con la palabra, sino que crece con la palabra.
No tropezaba el salmista con los estatutos. V.145
Sino que se anticipaba al alba, clamaba y esperaba. V.147
Meditaba en ellos...V.148
Porque estaba convencido que en ellos había vida. Decía: Oh Jehová VIVIFÍCAME...V.149

-La palabra puede vivificarnos. V.154
-La justicia de Dios puede vivificarnos V.156 V.149
-La misericordia de Dios puede vivificarnos. V.159

La suma de tu palabra es verdad V.160
Jesús dijo: Yo soy La Verdad

La justicia de Dios es eterna.
Y su ley La Verdad V.142
Jesús dijo: Yo soy La Verdad

Así que nuestra ley es Jesús.
Si amamos a Jesús, entonces amamos la ley de Dios, entonces amamos la verdad.

Y encontramos en ella REGOCIJO V.162
Y tenemos en ella mucha PAZ V.165

Entonces la palabra viene a ser a nosotros DELICIA V.174
Porque ya no solo deseamos la salvación V.174
Sino que en efecto ya la tenemos, tenemos a Jesús, el cual verdaderamente nos VIVIFICA. Quien no solo es la LA VERDAD, sino quien también es LA VIDA misma. Y lo único que debemos hacer para estar VIVIFICADOS es permanecer por amor en EL CAMINO. Jn 14:6

Dios nos bendiga.

somos una iglesia familiar

Logo Iglesia Bautista Manantial de Vida
bottom of page