top of page

97. ¡Oh Rostro Ensangrentado!

¡Oh rostro ensangrentado, imagen del dolor, que sufres, resignado, la burla y el furor! Soportas la tortura, la saña, la maldad; en tal cruel amargura, ¡Que Grande es tu bondad!
II
Cubrió tu noble frente la palidez mortal; cual ve lo transparente de tu sufrir, señal. Cerróse aquella boca, la lengua enmudeció; la fría muerte toca al que la vida dio.
III
Señor, tú has soportado lo que yo merecí; la culpa que has cargado, cargarla yo debí. Más mírame; confío en tu cruz y pasión. Otórgame, Dios mío, la Gracia del perdón.
IV
Aunque tu vida acaba no dejaré tu cruz; pues cuando errante andaba, en ti encontré la luz. Me apacentaste siempre, paciente cual Pastor; me amaste tiernamente con infinito Amor. Amén.

somos una iglesia familiar

LOGO MANANTIAL CIRCULO3.png
bottom of page